Hámsters, curiosidades y cuidados. Guía completa

0
6
hamster

A menudo, quienes adoptan una nueva mascota se sorprenden por el comportamiento de la mascota, y no están seguros de si ciertas actitudes de la misma son normales. Los hámsteres, por ejemplo, muy populares en familias con niños, son dóciles y juguetones.

Los hámsteres son animales que participan en la vida familiar, son pequénos, económicos de alimentar, ocupan poco espacio y son fáciles de manejar, por lo que incluso los niños pueden cuidarlos. Los hámsters son nocturnos y duermen durante el día, pero están felices de jugar cuando los pequeños llegan a casa de la escuela.

Sin embargo, es importante saber que la esperanza de vida del hámster es corta, generalmente de uno y medio a dos años, por lo que le guste o no, tendrá que ayudar a sus hijos a sobrellevar la experiencia de la pérdida.

Contrariamente a la creencia popular, los hámsters no muerden, a menos que estén mal cuidados. Cuando tienen miedo, las amigables mascotas pueden poner en acción sus grandes dientes. Por eso: ¡nunca intentes atrapar a tu mascota mientras come o duerme!

Pero, ¿qué hámster debo comprar?

qué hámster debo comprar

A la hora de comprar, piensa en el tamaño del hámster que quieres. Los hámsteres enanos de Campbell o los hámsteres enanos rusos, por ejemplo, alcanzan de 7,5 a 10 cm de longitud, mientras que los hámsteres sirios alcanzan de 13 a 18 cm.

También existen otras dos opciones interesantes: los hámsteres chinos, que alcanzan de 8,5 a 13 cm de longitud en la edad adulta, y los hámsters de Roborovski, que apenas alcanzan los 6 cm de longitud en la edad adulta.

El color también varía según la especie de hámster. Los enanos de Campbell son generalmente de color marrón grisáceo con una franja negra; Los hámsters sirios, en su mayoría, son dorados, pero pueden tener otros colores. Los hámsteres chinos son de color marrón oscuro, con un vientre más claro; Los hámsters Roborovski tienen un color marrón arena y un vientre blanco.

¿Qué tener en cuenta al comprar?

  • Tu nuevo hámster debe tener entre cuatro y ocho semanas de edad, ojos inteligentes, dientes sanos y orejas erguidas.
  • No debe morder cuando se le sujeta, ni mostrar ningún signo de herida.
  • También busque un hámster que no se asuste fácilmente al intentar que lo sostengan. Y recuerda intentar sostener al hámster solo sobre una superficie sólida, en caso de que se asuste y salte.

¿Cómo debería ser la casa del hámster?

Los hámsters necesitan mucho ejercicio; por lo tanto, elija una jaula grande de al menos 60 cm por 40 cm. Otra buena opción es utilizar un arenero con tapa de alambre que le proporcione una buena ventilación.

Sin embargo, independientemente de su elección, debe tener cuidado de que la casa de su mascota no esté expuesta a la luz solar directa, ya que el hámster puede sufrir un golpe de calor. También se recomienda mantenerlo en un lugar tranquilo alejado de otros animales para reducir el estrés.

Para preparar un ambiente confortable, extienda una capa gruesa de aserrín en la base de la jaula y coloque una buena cantidad de material de cama; las tiras de papel de seda parecen ser el material más seguro (incluso se puede usar papel higiénico sin perfume).

No uses periódicos viejos, ya que la tinta puede ser venenosa para un hámster. También es bueno evitar el uso de algodón porque es indigesto y los pedazos pueden enredarse alrededor de los extremos del hámster, impidiendo la circulación y causándole la muerte.

1. Elige una buena jaula

El primer paso para ser un maestro en la crianza de hámsteres es elegir una buena jaula. Después de todo, esta será la casa de tu nuevo amigo. A diferencia de otras mascotas, los roedores pequeños rara vez andan sueltos por la casa.

Por ello, es importante preparar un espacio en el que se sienta cómodo. Hoy en día, en tiendas especializadas, podemos encontrar disponibles varios tipos de jaulas para hámster, cada una con sus ventajas. Los principales son:

  • Jaula de alambre: compuesta en su mayoría por una base de plástico y una superficie de alambre. A pesar de tener buena ventilación, es más difícil de higienizar.
  • Jaula de plástico: su punto a favor es que se puede personalizar. Por lo general, es posible ajustar el tamaño con túneles y accesorios, lo que hace que el espacio sea aún más agradable para el roedor. Sin embargo, la ventilación se ve dificultada.
  • Acuario: hecho de cristal, suele ser más bonito estéticamente. Su punto negativo es la locomoción, ya que suele ser muy pesado y torpe.
    El estilo de jaula elegido dependerá del perfil del tutor. Independientemente de su preferencia, lo importante es crear un ambiente cómodo para el hámster.
También puede interesarte:  ¿Por qué se lamen los gatos unos a otros?

2. Pon la casa en un lugar agradable

Otro punto importante sobre la crianza de un hámster es la ubicación de la casa o jaula del hámster. Nuestros amigos roedores no pueden mudarse de casa cuando se sienten incómodos por alguna razón, ¿verdad?

Por ello, es necesario elegir un lugar agradable dentro de la casa, en el que la mascota y el resto de la familia estén cómodos. Algunos puntos que debes tener en cuenta en este sentido son:

  • Elija un lugar protegido, asegurándose de que la casa de su nuevo amigo esté alejada de los rayos directos del sol, el viento y la lluvia;
  • Recuerda que los hámsters son especies activas, especialmente de noche. Por eso, una jaula en el dormitorio puede no ser una buena idea.
  • Evita los lugares muy altos, ya que tu mascota podría salir corriendo y caerse, o la jaula podría caerse por un golpe torpe.

¿Cómo limpiar la jaula?

Cómo-limpiar-la-jaula

Para limpiar la jaula, basta con utilizar un detergente suave diluido en agua. Los hámsters no huelen mal si mantienes sus jaulas limpias. Suelen orinar en la misma zona, por lo que debes limpiarla y cambiar el serrín empapado cada dos días.

Una vez a la semana, limpia toda la jaula. Deseche el aserrín viejo y la comida, y lave y seque bien la base de la jaula. Si es necesario, agregue aserrín nuevo y material de cama nuevo. Luego lave la botella de agua y vuelva a llenarla.

Preocupación por la higiene

Los hámsteres son animales muy higiénicos. Al igual que los gatos, se encargan de su propio aseo, con suelas y palmaditas. Sin embargo, eso no significa que no tengas que preocuparte por la higiene de tu mascota. Para esto, es importante seguir algunos pasos:

  • Limpia la jaula con regularidad, ya que los hámsteres pasan la mayor parte del día en el refugio. Diariamente, es necesario verificar cómo está el sustrato higiénico, limpiar las necesidades y cambiar elementos si es necesario;
  • Limpia la jaula quincenalmente. Limpiar la base, las paredes y cambiar todo el sustrato. Aprovecha para higienizar también el comedero, bebedero y juguetes,
  • Es posible que los roedores ni siquiera se bañen con agua, pero les encantan los baños de arena. En tiendas especializadas puedes encontrar polvo seco para baño de roedores, ayuda a tu amigo a mantenerse limpio y saludable.

A pesar de ser conocidos como animales muy higiénicos a los que les gusta asearse, los hámsters necesitan ser bañados. Pero los veterinarios advierten que este baño debe ser en seco y no con agua y jabón.

Cuidar la comida

Una vez que haya preparado el hogar perfecto para su amigo roedor y se haya mudado, es hora de las preocupaciones del día a día. Entre ellas, una pregunta frecuente sobre cómo criar un hámster es en relación a la alimentación. Hoy, encontramos algunas opciones únicas para ellos. Los principales son:

  • Pienso: la mejor opción para la alimentación. Este producto está hecho por expertos y contiene todo lo que tu amigo necesita. Dar preferencia a las raciones de tipo premium, que se producen con partidas nobles y completas.
  • Heno: También es un elemento esencial para los hámsters. Es una preparación de legumbres secas. Por sus características, es casi en su totalidad fibra, y es excelente para mantener saludable el sistema digestivo de tu mascota.
  • Alfalfa: un gran alimento para roedores. También es un vegetal seco, ¡pero es una hierba rica en nutrientes! Debe ofrecerse como tentempié, ya que su exceso puede causar problemas de salud.

Recordando que los dientes de estas mascotas, así como los de otros roedores, nunca dejan de crecer. Así que necesitan ejercitar bien la mandíbula y la mejor manera de hacerlo es comer. Por ello, es importante proporcionar una buena alimentación a los peludos.

También puede interesarte:  ¿Cómo saber la edad de tu gato?

Los hámsters son omnívoros, lo que significa que comen tanto materia animal como vegetal, por lo que necesitan semillas, frutas frescas, vegetales y proteína animal. Asegúrate de haber seleccionado una mezcla para hámster que incluya maní y semillas, así como comida para roedores, que contiene proteína animal.

¿Y la bebida?

Los hámsters necesitan agua, pero los recipientes tienden a ensuciarse con bastante rapidez. La mejor solución es una botella de agua pegada a la jaula, de modo que el lugar quede al alcance del hámster. Trate de cambiar el agua diariamente para mantenerla fresca.

Cómo divertir a tu hámster

Después de elegir la guardería para hámsteres, es hora de dejar el nuevo hogar de tu mascota perfecta. Por lo tanto, se necesitarán algunos elementos:

El sustrato higiénico se encuentra en la base de la jaula. Además de servir como absorbente para las necesidades de la mascota, sigue siendo un lindo espacio para que duerma y juegue.

Puede estar hecho de diferentes materiales, y los más comunes son el serrín y los gránulos. El comedero y el bebedero son importantes para que tu mascota esté nutrida y sana. Busca una opción exclusiva para roedores, este tipo está preparado con materiales que no presentan riesgos para la mascota.

Estimularlo con ejercicios

Si alguna vez has vivido con un hámster, sabes que son muy activos. Por lo tanto, los ejercicios estimulantes son muy importantes. La clásica rueda de hámster ayuda, pero no debería ser la única opción.

Otro artículo muy recomendable es la pelota de ejercicios, fabricada en plástico transparente. Ideal para que tu amigo practique caminar y correr por la casa. Con él, la mascota puede visitar otros entornos de forma más independiente.

Además de distraer y desestresar a la mascota, los ejercicios ayudan a su sistema inmunológico y mejoran la calidad de vida. Estas mascotas son muy activas y les encanta hacer ejercicio. Busque puentes, pelotas y espacios en los que puedan entrar. A los roedores les encantan los juegos y el juego.

Para acabar con el aburrimiento de tu roedor, echa un vistazo a estos consejos:

  • Saca a la mascota de la jaula: lo mejor es llevarlo de vez en cuando a jugar en el césped, al aire libre, en una alambrada. Se sentirá como si estuviera en el campo.
  • Ir a accesorios: a los hámsteres les gustan las ruedas de ejercicio, donde giran durante horas. También son excelentes escaladores: les gustan los columpios, las escaleras, las hamacas…
  • Hacer carreras de obstáculos: utiliza tubos de cartón o botellas de plástico. También es posible hacer túneles para que entre tu mascota.
  • Dale algo para masticar: (piedra pómez, pedacito de madera) para que no muerda todo lo que encuentre. Para la salud y el bienestar de su mascota, existen golosinas masticables que puede comprar para ayudarlo a desgastar los dientes.

Interacción

El hámster es un animal nocturno y pasa la mayor parte del tiempo dentro de la jaula, aun así el dueño debe interactuar y crear vínculos con él. Para iniciar el contacto hay que tener cuidado al coger a la mascota: evitar los olores fuertes y, la primera vez, utilizar guantes de lana para que el animal se huela, favoreciendo el acercamiento.

Otros consejos de los veterinarios para una buena relación entre el hámster y el dueño son: evitar ruidos fuertes y movimientos bruscos cerca de la mascota; además de tener cuidado con las caídas, ya que este animal es muy delicado.

Viajes al veterinario

Viajes al veterinario

Se recomienda llevar a tu hámster al veterinario al menos dos veces al año. El profesional hará un chequeo de salud de la mascota, una forma de prevención de enfermedades.

Por ejemplo, es en estas consultas periódicas donde se puede detectar la falta de algunas vitaminas en el organismo del hámster, algo muy común en los roedores. Si esto sucede, se prescribirá la suplementación y puede prevenir el desarrollo de muchas enfermedades.

¿Los hámsteres transmiten enfermedades?

Muchas de las medidas para preservar la salud del animal son mitos populares y es necesario esclarecerlas para prolongar la vida del pequeño roedor y evitar que su relación con los humanos sea más dañina que beneficiosa.

Las enfermedades que transmiten a los humanos, por ejemplo, son más raras de lo que se podría pensar. Sin embargo, como son roedores, el riesgo existe y debe evitarse. Por eso, debes evitar acercarte al hámster a la cara y lavarte bien las manos después de jugar con él.

También puede interesarte:  ¿Por qué los perros comen tierra?

Otro consejo importante es mantener la jaula siempre limpia, incluida la casa, donde la mascota suele tomar el alimento. Esto minimizará el riesgo de enfermedad tanto para el dueño como para la mascota.

Curiosidades

1. Los hámsteres aprenden su propio nombre

No. ¡No te equivocaste! Este pequeño roedor es muy inteligente y puede aprender su propio nombre. Los expertos dicen que es suficiente para él escuchar el apodo con la suficiente frecuencia. Si quieres estimular, sigue repitiendo el nombre de tu amigo junto a él. Pronto, el mouse aprenderá y comenzará a responder cuando se le llame.

2. Tus dientes nunca dejan de crecer

Como son roedores, los dientes de los hámsters nunca dejan de crecer. Esta es una forma de que las mascotas tengan siempre regulada su alimentación, ya que los dientes pequeños pueden comprometer la nutrición. Pero no te preocupes, con el entorno adecuado, tu hámster no tendrá dientes y no perderá su ternura típica.

Para ello, basta con proporcionarle un pienso equilibrado, así como juguetes y otros accesorios para hámster, que se encuentran fácilmente aquí en Petz.

Así, es posible mantener unos dientes fuertes y sanos. Si cree que su amigo tiene un poco de dientes, busque un veterinario de vida silvestre.

3. Son animales muy higiénicos

Que son muy lindos nadie lo sospecha, pero ¿sabías que los hámsters son animales extremadamente higiénicos? A nuestros amigos roedores les encanta la limpieza y un ambiente desordenado es malo para su salud.

Para ayudar al bienestar de su mascota, elimine la suciedad todos los días. Además, se recomienda limpiar la jaula del hámster una vez por semana, con productos adecuados.

4. Les encanta un poco de frío

Los hámsters son originarios de lugares fríos como China y Mongolia. Por lo tanto, les encantan las bajas temperaturas y no les va bien en lugares muy calurosos.

Por lo tanto, evita que tu amigo esté expuesto al sol, especialmente durante el verano. Además, mantén la casa del hámster alejada de fuentes de calor como calentadores y otros electrodomésticos.

5. Los hámsteres son verdaderos atletas

Puede que no lo parezca, ¡pero este pequeño roedor es un verdadero atleta! A los hámsters les encanta el ejercicio y pueden jugar durante horas. Por lo tanto, proporcione una jaula grande, con mucho espacio para las actividades de la mascota.

6. Cuidado con la defensa propia

A pesar de ser dóciles y juguetones, los hámsters son pequeños guerreros y se defienden si se sienten amenazados. Como eres mucho más grande que tu mascota roedor, a veces puede sentirse amenazado.

Así que no te alarmes si de vez en cuando te muerden. Un buen consejo es evitar despertarlo, ya que esto puede hacer que la mascota se asuste y reaccione con los dientes.

7. Compartimento especial para alimentos

A pesar de ser pequeños, los hámsteres son muy golosos. Para ayudar con su comportamiento glotón, nuestros amigos tienen bolsas especiales en las mejillas diseñadas para almacenar comida.

Sin embargo, no se alarme si nota que su mascota está comiendo mucho. A diferencia de otras especies, los hámsteres no comen más de lo debido y saben cuándo parar. ¡Para que siempre puedas dejar el comedero lleno!

8. Están un poco ciegos

Los ojos negros de los hámsteres pueden ser lindos, pero no son muy buenos para ver. Los estudios muestran que estos roedores tienen una vista muy pobre y, a menudo, usan sus bigotes para orientarse. Entonces, ya lo sabes: nada de cortarle los bigotes a tu hámster.

9. Todo sobre los hámsters: esperanza de vida

Con los cuidados adecuados, tu amigo roedor puede vivir de dos a tres años, siendo siempre una gran compañía. Por esa razón, es importante saber cómo cuidar a un hámster. Porque, al fin y al cabo, dependen de una alimentación equilibrada, un entorno limpio e higienizado, además de muchos otros cuidados.

¿Te ha resultado útil este post?