Quantcast

El conde Lucanor - Resumen corto del libro

el conde lucanor resumen

Una secuencia de moralejas son usadas en El conde Lucanor para contribuir a los que leen para no caer en la tentación de la cotidianidad, proteger sus bienes, guardar su valoración, pero, más que nada, para que contengan su alma seguro.

Si buscas el conde lucanor resumen debo decirte que estás en el lugar indicado. A continuación lo podrás ver completo.

📌 Tabla de Contenido
  1. Resumen y síntesis
  2. Sobre el creador
  3. Resumen de El conde Lucanor
    1. Primera moraleja
    2. Segunda moraleja
    3. Tercera moraleja
    4. Cuarta moraleja
    5. Quinta moraleja
    6. Sexta moraleja
    7. Séptima moraleja
    8. Octava moraleja
    9. Novena moraleja
    10. Décima moraleja
    11. Otra moraleja que nos enseñan el conde Lucanor y Patronio
  4. Frases

Resumen y síntesis

Un buen hombre por medio de las enseñanzas que obtuvo de su asesor se enfoca en ofrecer confort a su pueblo y a él mismo. Todo el estudio obtenido le se utiliza para comprender destacables puntos de la vida, cómo arreglar los inconvenientes que se le muestran y cómo accionar cuando la duda nubla su cabeza.

En el libro, el lector está con una secuencia de fábulas que tienen como finalidad dejar una moraleja que se utiliza para enfrentar las vicisitudes que se muestran en la vida.

Hablamos de una obra tradicional de la literatura de españa y una de las más destacables representaciones del espíritu humanista católico del siglo XIII.

Sobre el creador

El conde Lucanor es una obra representativa de la literatura castellana medieval. Esta novela fue redactada por Don Juan Manuel, príncipe de Villena y nieto del rey Fernando III de Castilla, entre los años 1331 y 1335.

Don Juan Manuel de Castilla-Villena surgió el 5 de mayo de 1282 y murió el 13 de junio de 1348 en la localidad de Córdoba, España.

Resumen de El conde Lucanor

Primera moraleja

El conde Lucanor nos comenta que uno de sus amigos le quiere vender sus tierras y le dice a Patronio, su compañero, lo que le está dando. Es de esta forma como Patronio escoge contarle la narración de un rey que confiaba mucho en su ministro y no se daba cuenta que este solo deseaba era dejarlo sin nada.

Interesante:  ¿Qué personaje de JoJo's Bizarre Adventure eres?

Con este cuento, Patronio quiere dejar claro al conde que jamás hay que confiar ciegamente en aquel que dice ser tu amigo, porque no en todos los casos es verdad.

Segunda moraleja

Resulta que el conde Lucanor deja de llevar a cabo sus cosas porque teme ser criticado y Patronio empieza a narrarle la narración de un padre y un hijo que mientras avanzan en su sendero están con gente que les critica por las elecciones que toman, sin importar si estas son buenas o malas elecciones.

La moraleja es llevar a cabo lo que se quiera mientras que sea el bien, y más allá del qué dirán. No es bueno abandonar lo que se quiere por temor a la crítica.

Tercera moraleja

Patronio le cuenta al conde cómo remover el pecado y para eso le cuenta sobre un ermitaño y el rey de Inglaterra. Según Patronio, un día el ermitaño le hizo la pregunta a Dios ¿quién sería su compañero en el paraíso? Y Dios le dice que va a ser el rey Ricardo, porque este, de la misma manera que él, había luchado en nombre de Dios.

La moraleja es que si luchas en el nombre de Dios y te arrepientes de tus malas acciones, este siempre te va a perdonar.

Cuarta moraleja

El conde Lucanor le cuenta a Patronio que le han brindado ingresar en una exclusiva compañía y quiere entender su opinión sobre qué llevar a cabo. En ese instante Patronio escoge contarle la narración de un genovés que tiene bastantes bienes, pero su alma no está acorde con la vida que transporta, porque sabe que sus hijos unicamente se atraen por recibir la herencia del padre y viven aguardando el día que este muera.

La moraleja que esta historia nos deja es que el dinero no es así todo y que más vale preocuparse de otras cosas, que aunque no son bienes materiales, sí que son más destacables.

Quinta moraleja

El conde le cuenta a Patronio que un amigo que le alaba bastante le ha brindado un trato. El asesor se proporciona cuenta que el supuesto amigo solo quiere engañarlo y escoge contarle la narración de la zorra que alaba al cuervo con el objetivo de sacarle el queso. Con esta historia Patronio busca argumentar al conde Lucanor que es considerable entender que aquel que es con la capacidad de alabarte lo que no tienes, después es con la capacidad de quitarte lo que tienes.

Interesante:  ¿Qué es el steampunk?

Sexta moraleja

En esta ocasión el conde Lucanor no puede creer que sus vecinos se estén uniendo para ponerse en su contra, por esto, va hasta donde Patronio a contarle lo que está dando y este le cuenta que hace un largo tiempo una golondrina se encargaba de comunicar a los otros pájaros cuando un hombre se encontraba sembrando lino y que si pretendía destruirlo, debían explotar el instante, pero los pájaros solo le hicieron caso cuando ya era muy tarde.

Con esta moraleja Patronio le enseña al conde Lucanor que siempre es preferible impedir que lamentar y que lo acertado es cortar de raíz algún mal.

Séptima moraleja

Un día llegó un hombre que le detalló al conde Lucanor cómo podía ganar varios provecho, pero Petronio le contó sobre una señora llamada Truhana que imaginaba cómo ser rica por medio de una cazuela de miel, pero era tanta su creatividad que descuidó la cazuela y se le cayó. Hasta ahí llegaron todos sus sueños.

La moraleja es que no debemos dejar que las fantasías inunden nuestros pensamientos. Hay que confiar solo en la verdad, en tanto que las ilusiones hay que evitarlas.

Octava moraleja

En esta oportunidad el conde Lucanor le hizo la pregunta a Patronio qué podía llevar a cabo porque se se encontraba quedando sin dinero por entregárselo a gente que le pedía asistencia aun cuando no lo necesitaban. Gracias a lo que se dijo por el conde, Patronio se ve en la necesidad de contarle sobre un hombre al que le fue quitado el hígado y le brindaron un trozo a un gato.

Esta moraleja nos ten en cuenta que no debemos ofrecerle nada a aquel que no requiere, más que nada, si después a ti te va a faltar.

Novena moraleja

En esta ocasión el conde Lucanor se dirige a Patronio para explicarle que un enemigo decidió sumarse a él para combatir a otro enemigo. Patronio empieza a contarle la narración de dos caballos que no se llevaban bien, pero que todavía juntaron fuerzas para lograr batallar juntos. Con este cuento Patronio solo quiere que el conde entienda que lo destacado siempre va a ser tener precaución de los raros.

Interesante:  Filtraciones final juego de tronos

Décima moraleja

En este momento el conde conversa con el asesor de las penurias que llegaban a su historia, más allá de ser muy abundante en otros tiempos. Escoge Patronio contarle sobre dos hombres que fueron muy ricos, pero que al pasar el tiempo se volvieron pobres, tanto que uno de ellos acababa comiéndose los restos de comida del otro.

La moraleja es que siempre se puede salir adelante, pero para eso hay que esforzarse y algunas veces bastante.

Otra moraleja que nos enseñan el conde Lucanor y Patronio

El conde Lucanor nos comenta que un día le pidió consejo a Patronio y este le narró que un hombre que juntaba bastante dinero sin antes reflexionar en otras cosas. Ese hombre un día enfermó y solicitó al obispo que fuera hasta su casa para que lo confesara y de esta forma poder fallecer pacificamente, pero pasó que sus hijos por miedo a quedar sin herencia se opusieron a que el obispo entrara en la vivienda. Al final, el hombre murió y el día de su entierro uno de los ayudantes leyó un texto bíblico que decía que la fortuna se encontraba solo donde se encontraba el corazón. Ellos reflexionaron que lo destacado era abrir el cuerpo del hombre y solo hallaron un corazón podrido.

La moraleja es que la preferible fortuna siempre va a ser tener buen corazón y que no se debe preocuparse por aquello que es perecedero.

Frases

“Si al comienzo no muestras quien eres, jamás tendrás la posibilidad de luego cuando quieres”.

“El bien que hagas jamás va a ser perdido, aunque algunos se porten mal contigo”.

“El sabio sabe ganar perdiendo y perder ganando”.

“El que sabe piensa que no sabe; el desinformado es el que cree saber”.

5/5 - (8 votos)

Sigue navegando!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir